Geometrías Geodésicas

 

ATENCIÓN: DURANTE ESTE INVESTIGACIÓN SE HAN GENERADO MÚLTIPLES PROYECTOS FRUTO DE PROCESOS COLABORATIVOS ENTRE CTRL+Z Y DIFERENTES AGENTES. PARA SU CORRECTA COMPRENSIÓN OS INVITO A CONOCER LOS DEMÁS SUJETOS DIRECTAMENTE INVOLUCRADOS QUE PODRÉIS ENCONTRAR ASOCIADOS A CADA PROYECTO ESPECIFICO.

En 1922 el Dr. Walther Bauersfeld desarrolló una cúpula geodésica para Carl Zeiss en Jena, Alemania, se le puede considerar como el inventor de la cúpula geodésica.
En 1949 Richard Buckminster Fuller presento al mundo la cúpula geodésica, popularizándola en los ´60 y recibió el reconocimiento por su creación. Desde entonces varias personas han desarrollado estos conceptos y han estimulado a la autoconstrucción de estos espacios.

Las estructuras geodésicas y tridimensionales, a pesar su eficiencia en el uso de recursos y rapidez de montaje, nunca se ha popularizado debido a la los elementos específicos que supuestamente se “necesita” producir para su construcción. Los productos presentes en el mercado resultan muy caros y difíciles por encontrar ya que son exclusiva de empresas muy especializadas. Normalmente sólo se emplean en obras de gran envergadura como palacios de deportes, aeropuertos, etc.

Esta situación constituye una paradoja ya que los inventores de estos sistemas los concibieron exactamente durante la búsqueda de tecnologías para todos con la vocación de: “Crear más con menos” y hacerlo simple.

De hecho este tipo de tecnologías gracias a su versatilidad han sido por mucho años el icono de la arquitectura alternativa y el símbolo de la libertad de autoconstruirse cada uno su proprio cobijo, pequeñas ciudades fueron construidas con este sistema durante los ’60 y ’70.

Después de las experiencias de Saltillo y Bustamante, en que consolidamos el conocimiento de estas geometrías ya empezado en montajes con amigos, iniciamos a investigar para proponer nuevos modelos que tengan en cuenta de las tecnologías actuales y que respondan a las necesidades de un mayor respecto al medio ambiente implementando la recuperación y reutilizo de materiales en desuso o el uso de materiales naturales y renovables.

La primera ocasión y el pretexto para poner en practica todo eso surgió en el 2011 en Los Mochis, Sinaloa, México. Después de una conferencia sobre los trabajos de Ctrl+Z en una universidad local nos invitaron a formular una propuesta para la construcción de un mariposario en la comunidad indígena de Choacahui.

Geodesic Butterfly VivariumEl objetivo era lo de contribuir al desarrollo y preservación de la cultura indígena, fomentar los valores y los recursos naturales de la comunidad, así como al aprovechamiento, conservación, protección y restauración de sus ecosistemas.

Los indígenas Mayos y Yoremes requieren constantemente capullos de la mariposa de cuatro espejos para elaborar las artesanías tradicionales llamadas “tenábaris” (capullos rellenos de piedras), las cuales se utilizan como parte del atuendo en las danzas tradicionales de Pascola y Venado sobretodo en las tribus Yaquis y Mayosen. Los indígenas interfieren por eso con la reproducción de la mariposa, dañan el árbol sangregado y ponen en riesgo su vida ya que la escasez siempre mayor de arboles sangregados y de mariposas les obliga a adentrarse por muchos kilómetros en el monte. Esta es una situación grave, ya que llegará el día en que los danzantes los sustituirán por algún elemento ajeno a la tradición, lo cual sería lamentable.

La propuesta de Ctrl+Z basaba casi por completo en el rescate y re-uso de los palets que localizamos durante las investigaciones previas que estábamos efectuando para preparar un primer listado de posibles recursos a emplear en la construcción de un centro cultural similar al elNodo/laTren, un aula ambiental a servicio de la comunidad, en la colonia Siglo XXI del Los Mochis.

La empresa que los tenía almacenados estaba dispuesta a donarlos y se habría podido organizar un esquema de trabajo en que la construcción fuera llevada a cabo en forma de taller al que participaran los estudiantes de la conferencia. Muchos de ellos demostraron interés en aprender e involucrarse en proyectos comunitarios de autoconstrucción como ese.

Finalmente el proyecto no vio la luz, ya que ya se había apalabrado otro proyecto con una empresa, pero fue muy importante siendo el pretexto para empezar a concretar y organizar algunos conceptos e ideas que hasta el momento estaban en el aire y nos invitó a evaluar la posibilidad de utilizar los palet para construir cúpulas.

De vuelta a Sevilla empezamos a profundizar la investigación sobre esta tecnología basada en el reutilizo para su empleo en situaciones de emergencia. Nuestra vocación era la de de proponer una solución capaz de aprovechar la madera de los palets que lleguen a las zonas afectadas a raíz de las demás acciones de ayuda.

Environmental ClassroomsEn estos escenario se ven a menudo construcciones precarias utilizadas como refugio temporal, que luego poco a poco se consolidan y que se basan exactamente sobre el rescate y reutilizo de los palet. Esto es debido a que son un material que llega con abundancia (casi el 100% de las ayudas llegan sobre palets) y que, por su escaso valor, no hay interés en llevar de vuelta. Se consideran elementos sacrificables y acaban acumulándose sin que se sepa bien que hacer con ellos.

Nos interesaba perfeccionar y simplificar un método constructivo que permitiese cubrir espacios habitables con elementos pequeños más fáciles de encontrar, manejar y transportar y a menudo disponibles en loco, sin necesidad de trasladar muchos materiales o herramientas e incluso sin la necesidad del desplazamiento físico por nuestra parte a la zona afectada.

Un sistema simple que se pueda poner en practica a través de la repetición de elementos base a construir gracias al uso de plantillas fácilmente producibles in loco. Un sistema que permita la construcción en serie a pesar de la diferencia en espesor y medidas de los elementos en que se basa, debido a los diferentes modelos de palet, para proporcionar el mayor numero de refugios en el menor tiempo posible, factor muy importante en los primeros días de emergencia cuando lo más importante es estabilizar la situación, protegiendo por ejemplo inmediatamente de la lluvia.

Todo eso parecía muy bonito en el papel, así que había que comprobarlo en el mundo real para aprender de la experiencia de la materialización y poder así seguir con la investigación teórica a raíz de lo aprendido.

Más adelante en el año parecía todo bien encaminado para la construcción de la primera cúpula piloto en el marco de un proyecto más amplio de rescate y reuso urbano a desarrollar con un proceso participativo y comunitario en diferentes ciudades de México, a partir de Mexicali, para la construcción de aulas ambientales. Diferentes situaciones, pero, hicieron aplazar el proyecto hasta su definitiva cancelación.

En junio 2012, con la llamada del padre de Marcello, finalmente se presentó la ocasiónGeodesic House que esperábamos para verificar lo planteado. Para conocer los resultados de esta experiencia en concreto clickar en la foto.

La construcción de la casa de Marcello fue un proceso extremamente útil para avanzar en la investigación. Nos demostró que el sistema funciona, que no es complicado de montar y que las operaciones necesarias pueden ser llevadas a cabo por personas no especializadas. Demasiadas veces de hecho se escucha de soluciones que requieren una obra tan especializada para llevar a cabo trabajos tan precisos que podrían definirse casi de “orfebres”.

Este proyecto fue el primero de unas ciertas dimensiones que construimos con el sistema “sin nudos” o sea sin piezas en las intersecciones entre las barras. Su éxito nos anima a seguir este camino. Los nudos fueron de hecho las piezas más complicadas y fueron lo que generó más dolores de cabeza en la cubierta geodésica de Saltillo. Prescindir de ellos significa abaratar el coste y, sobretodo, el nivel tecnológico necesario para la construcción de este tipo de estructuras y nos permite mantener un perfil lowtech.

Estructuras como la de “La casa de Marcello” se pueden construir con apenas dos triángulos tipo, con un total de apenas 2 plantillas de ensamblaje y 4 plantillas para las piezas constituyen que cada uno de ellos y sigue siendo una estructura móvil ya que desmontada ocupa menos de 1 metro cubo, haciéndonos pensar en la posibilidad de establecer un centro de corte desde el que distribuir “kit de montaje” fácilmente transportables a ensamblar en el territorio.

Siguiendo las reflexiones alrededor de las formas esférica, que de forma natural nos proporcionan mejor resistencia a los elementos y mayor eficiencia en el utilizo de los materiales, la investigación de Ctrl+Z, partiendo de experiencias como esta, sigue ahora la senda de la simplificación para la mejora del sistema de manera que sea “apropiado” a las diferentes situaciones donde se pueda aplicar y “apropiable”, o sea reproducible de forma independiente por las comunidades donde se instalen los proyectos pilotos.

La investigación no se limita pero a la simple aplicación de la geometría geodésica sino como la unión entre esa y muchas otras técnicas de reutilizo o basadas en recursos naturales o de todas formas locales, como por ejemplo el superadobe, concebido exactamente para las geometrías curvas, que ya han demostrado su efectividad en este tipo de situaciones.

Tampoco se considera la geometría geodésica como imprescindible, su aplicación no es nuestro objetivo, sino un simple medio. Nuestro objetivo es lo de proponer modelos de producción arquitectónicas aplicable, acordes y apropiados con el tipo de situaciones en que se aspira desarrollar. No sería sorprendente si más adelante se prescindiera de ella abogando y experimentando con otros modelos, pero fuertes de la experiencia adquirida durante este primera fase.

En nuestro planteamiento lo más importante es que la población local, independientemente de los materiales, tecnologías o geometrías especificas, pueda apropiarse de los modelos propuestos después de una fase inicial de paso de conocimientos.
Se dotarían así de resiliencia los procesos sociales y arquitectónicos involucrados, e incluso si en un primer momento las ayudas llegarían a través de algunas dinámicas ligadas a la globalización, se seguiría trabando en la linea y con la convicción que mejoras pueden ser llevadas a cabo por los lugareños. Escapando del asistencialismo y paternalismo que a menudo acompañan este tipo de acciones.

Procesos y elementos arquitectónicos progresivo que puedan proporcionar una ayuda inmediata para luego consolidarse en las comunidades locales.

Nota
Se han realizado diversos talleres sobre geometrías geodésicas. Dos en 2010, uno en Bustamante en ocasión de la construcción del temazcal y el otro en Saltillo en ocasión de laTren / elNodo ambos en México; uno en 2012 para la construcción de la casa de Marcello en Girona, España, y en enero 2013 se realizó un cuarto taller con la construcción de una cúpula en bamboo en Piracicaba, Sao Paulo, Brasil.

Geodesica de pletinasGeodesica con nudosGeodesica de bamboo

Festival Eme3 2013
Eme3 Ctrl+ZSucesivamente en Junio 2013 Crtl+Z junto a NosoloPaja, siguiendo en su investigación, han construido una nueva cúpula geodésica de madera, que antes antes de llegar a su destino final y convertirse en parte de un espacio habitable concreto, quedó expuesta en Barcelona en el marco del festival internacional de arquitectura Eme3 (Fabra i Coats, Sant Andreu), siendo finalmente galardonada con el 3º premio del festival.

Esta era una versión mejorada de la “Casa de Marcello” en la que, gracias a cambios de diseño, fuimos capaces de reducir al 50% el tiempo de preparación de los triángulos.

Nos gustaría agradecer a Geppetto, Georg Ladurner, Beata Szkotak, Carlos de la Barrera, Gabriel Kosowski y Massimo Mazzone por su ayuda durante las distintas fases del montaje.

Elementos geodesicaPreparación triángulos geodesicosMontaje geodesica madera


Otros Proyectos ES


Comments are closed.

Visit Us On Facebook